Lily Ortiz 2

Hablemos De… ¿Matrimonio igualitario YA o se queda en el YA CASI?

En pleno siglo XXI Durango es de los estados que no ha aprobado el matrimonio igualitario, llámese ideologías creencias religión e incluso hasta tema político. Hace poco más de un año el Congreso del Estado de Durango fue tomado, literal, por integrantes de la comunidad LGBTTTIQ+ y por personas integrantes de grupos religiosos defensores de la familia y pro vida, aquello fue un encontronazo de ideologías y de creencias por un lado se apoyaba con todo la iniciativa de la unión entre dos personas del mismo sexo y por otro lado se gritaba la defensa de lo que se le ha llamado la familia tradicional.


En aquella ocasión se creyó firmemente por integrantes de la comunidad LGBTTTIQ que por fin los legisladores locales someterían el tema del matrimonio igualitario a consideración de la agenda para que el pleno pudiera votarlo pero pese a pláticas y reuniones con ambas posturas este tema nunca llegó a tribuna únicamente a la comisión de derechos humanos del propio poder legislativo, en donde las opiniones de los diputados también aquí fueron divididas.


Solo para darnos una idea con los datos que recientemente dio a conocer el INEGI, en México 5 millones de personas se autodefines como gay, homosexual, lesbiana, bisexual, de identidad diversa e incluso con orientación sexual distinta a las ya mencionadas. Es por ello que llama la atención que aún se siga poniendo a consideración de terceros aprobar o no un DERECHO HUMANO que todas las personas deberían de tener, que es decidir con quién casarse.



Y no es que su servidora esté a favor o en contra de las uniones entre personas del mismo sexo simplemente es estar consiente en que cada uno como persona pensante y libre pueda decidir con quién pasar el resto de su vida sea hombre o mujer, sea mujer y mujer, o en su caso hombre con hombre, pero que su derecho no se someta a una consideración a decisión de 25 diputados.



Muchas personas creen que al aprobar el matrimonio igualitario habrá cientos, miles de uniones entre estas personas, sin embargo, no es así, platicando con varias personas integrantes de esta comunidad han declarado que no es su deseo tener una unión civil, pero sí que esté sea su derecho por si algún día lo deciden; tampoco es que los registros civiles estarán llenos de parejas diariamente queriéndose casar, no nos alarmemos por nada, esto no es malo ni es anormal simplemente es la realidad de nuestro estado donde más de 90 mil personas pertenecen a la comunidad LGBTTTIQ.



Y debemos entender que nos guste o no, lo aceptemos o no, esto existe, esto será. lo único es que son parejas que lamentablemente pueden tener años unidas pero no tienen una seguridad social, no tienen una seguridad de su patrimonio y mucho menos pueden tener seguridad económica e inclusive de quedarse con sus hijos en dado caso de tenerlos si uno de ellos llega a fallecer porque la Ley no prevé estas situaciones para ellos, la comunidad está pidiendo no únicamente casarse sino tener esa estabilidad emocional mental y familiar, porque sí también estas son familias.


El debate al interior del congreso del estado no será fácil, pues quienes se hacen llamar de izquierda en este caso Morena tendrían por lógica y por sus convicciones ir a favor de la propuesta, mientras que los de derecha PAN y PRI quienes han ido aliados del PRD en diversos procesos electorales parece no gustarles del todo esta iniciativa aún y cuando el partido del sol azteca ha sido desde años atrás ferviente impulsor de la misma, pero quien sabe tal vez este 2022 sea el año donde se vote el matrimonio igualitario o sea la LXIX Legislatura que como otras solo se quede en el “ya casi”.


Project Gallery